Consejos para mantener el mejor brillo de nuestros suelos

Consejos para mantener el mejor brillo de nuestros suelos

Cierto tipo de pavimentos y suelos requieren un cuidado especial y en la mayoría de casos, es necesario aplicar pulimento y abrillantado para conseguir un resultado perfecto. Los equipos profesionales cuentan con una amplia experiencia el pulido y abrillantado suelos para viviendas, locales y negocios.  

Los suelos son una superficie muy dañada tanto por el paso del tiempo como por los agentes externos, y si son además materiales como el granito o el mármol, necesitan unos cuidado específicos para lucir como el primer día. Además de una limpieza casi diaria con productos adecuados, necesitan de forma periódica una limpieza profunda y abrillantado para no perder su esencia.

Nuestro objetivo es conseguir un brillo duradero en cualquier tipo de pavimento. Por ello, trabajamos suelos de mármol, granito, terrazo, parqué, tarima, suelos sintéticos y cualquier tipo de material. Aplicamos diferentes técnicas según las necesidades de nuestros clientes, ofreciendo siempre un servicio de calidad.

En las empresas profesionales de pulido de suelos utilizan tres técnicas para la limpieza y el abrillantado de suelos: el tratamiento para decapado, para sellado y para abrillantado profundo. En el tratamiento del suelo para decapado se utilizan discos y desengrasantes en función del tipo de suelo además de una aspiradora industrial. El objetivo es acabar con la suciedad, extraer los residuos más incrustados y conseguir una limpieza profunda.

Para el tratamiento del suelo para sellado se utiliza la rotativa y la lana de acero. Hay que nutrir y taponar los poros del suelo para realizar posteriormente el abrillantado. De esta forma conseguimos un suelo impermeable que absorbe todo el brillo consiguiendo una limpieza y acabado perfecto.

Si realizamos un tratamiento de abrillantado exclusivamente, conseguiremos un suelo como nuevo acabando con los arañazos y las partes más desgastadas del pavimento. Para ello se necesitan las máquinas apropiadas, materiales, productos y un personal experimentado que conozca las necesidades de cada suelo.

Sólo profesionales cualificados pueden manipular este tipo de máquinas abrillantadoras y los productos adecuados sin causar daños y desperfectos. En ocasiones, se aplican productos caseros o demasiado abrasivos intentando conseguir un pulimento profesional, sin embargo, lejos de conseguir resultados podemos llegar a dañar de forma irreparable el suelo.

Consejos para mantener el mejor brillo de nuestros suelos

Los suelos de mármol, granito y terrazo son un tipo de pavimento muy delicado, y a nivel estético, se percibe rápidamente cualquier tipo de suciedad, arañazo o mancha. El mármol podemos encontrarlo en elementos decorativos, escaleras e incluso esculturas, pero también es común encontrarse con suelos de mármol blanco o mármol negro.

El terrazo es un tipo de pavimento más utilizado en viviendas y locales por su resistencia y bajo coste. Suelen pulirse una vez instalados para conseguir una superficie lisa y posteriormente para conseguir su brillo.  Por su parte el granito, es también un tipo de material muy resistente que puede colocarse tanto en zonas internas de la vivienda como en externas (pueden encontrarse incluso en fachadas).

El granito es una piedra que resiste a los factores climáticos y además es difícil de rayar, lo que proporciona su larga durabilidad. En suelos es un elemento elegante y resistente y puede proporcionar un brillo espectacular y muy duradero si se trata de la forma correcta.

Si buscas un equipo profesional para el abrillantado de suelos o pulimento, solo tienes que contactar alguna de las empresas de pulido de suelos del mercado.