Limpieza de jardin

limpieza de jardines

Consejos para la limpieza de jardin

Si podemos disfrutar de un jardín en nuestro hogar, tenemos un tesoro, y debemos cuidarlo y mantenerlo adecuadamente, para que nos siga proporcionando todos esos momentos de felicidad y sosiego que estos espacios nos procuran.

El orden y la limpieza del jardín dicen mucho de sus dueños, por lo tanto debemos tratar de que las malas hierbas no los invadan, ni los trastos, cubos y todo tipo de aperos campen por sus respetos. Si tenemos árboles en el jardín, ya sabemos que lo normal en el otoño es que se caigan las hojas, con esos tonos rojizos, tostados, ocres, marrones, amarillos que le otorgan una belleza melancólica y decadente a cualquier jardín… Pero es necesario retirarlas puesto que se pueden acumular siendo incluso peligrosas por producir resbalones cuando están mojadas. Un buen rastrillo, un cubo contenedor con bolsa grande a este efecto, y un contenedor final para compost donde las depositaremos es todo lo que necesitamos. Esta labor no solo deja limpio el jardín, sino que nos generará durante los meses de invierno un buen mantillo para usar en primavera. Y rastrillar el jardín es muy beneficioso para la tierra, porque le permitiremos que respire con la operación de removerla y rascar con el rastrillado.

La limpieza y tratamientos plaguicidas de las plantas y del jardín ayudan en la prevención de enfermedades de las plantas y de las tan recurrentes plagas de pulgones. El mejor momento para limpiar el jardín es la temporada de otoño-invierno, ya que es cuando baja notablemente la actividad de las plantas, siendo el momento adecuado de podas y limpieza de hojas, ramas, malas hierbas y todo tipo de desechos del jardín, quitar tiestos que estén deteriorados, revisar y mantener los circuitos de fuentes y estanques si los hay, retirar y limpiar las bombas. Así, quitaremos todas las hojas caídas en cualquier rincón, para evitar proliferación de insectos debajo de las mismas. En los rincones más inaccesibles y al lado de bordillos se puede utilizar una segadora de hilo giratoria, que tritura todos los restos de hojas y de hierbas. También puede usarse aspiradora de jardín. Debemos limpiar todos los macizos de plantas de la temporada anterior,  y quitar de raíz las que estén viejas y agotadas, rastrillando bien luego, para dejar preparada la tierra para la primavera. Las hojas secas mezcladas con otros desechos del jardín podrán servir para preparar compost o mantillo. Una vez limpia de hierbas malas y rastrojos, se mojará y volteará la tierra para que respire, y se rastrillará finalmente para que muestre un aspecto uniforme y ordenado.

Conviene también un buen mantenimiento de las herramientas y máquinas que utilicemos para el jardín; así, comprobaremos que las segadoras o cortadoras de césped tienen un correcto funcionamiento, que su nivel de aceite es el adecuado, que no haya hierba seca incrustada en los ejes de las ruedas o en el de la cuchilla, y que está en perfectas condiciones de limpieza. Y las herramientas –rastrillos, azadas, horquillas, palas, carretillas- también se mantendrán limpias, protegidas de la humedad con productos engrasantes si es necesario, y guardadas en un lugar seco, igual que las máquinas, durante los meses más fríos. Y, por supuesto, los muebles y sillas de jardín, normalmente fabricados en plásticos o resinas, se apilarán bien limpios y cubiertos con un plástico sujeto con cuerdas sobre los muebles, de esta manera se mantendrán perfectos y libres de la acción del sol y el viento hasta la siguiente estación.

Más información sobre limpieza de jardin