¿Cómo optimizar el uso de tu frigorífico?

¿Cómo optimizar el uso de tu frigorífico?

GENERAL ELECTRIC servicio técnico oficial nos ofrece en este artículo algunos consejos para optimizar el uso de tu frigorífico. Para ello, hay que respetar algunos criterios que nos harán ahorrar energía y evitar el desperdicio de alimentos frescos.

Es importante tener en cuenta que el frigorífico no conserva los alimentos indefinidamente. La temperatura recomendada de un frigorífico se sitúa generalmente entre 4°C, aunque dependiendo de lo vacío o lleno que esté esta temperatura puede oscilar entre los 3 y los 5ºC. Esta temperatura no detiene la proliferación de bacterias, pero sí reduce su expansión en alimentos como el queso, la carne, el pescado o las frutas y verduras.


Organiza el frigorífico

Es preferible no sobrecargar el frigorífico, el frío dentro de un frigorífico debe poder circular fácilmente ya que demasiada carga podría impedir que el aire circule correctamente. También es conveniente colocar cada alimento en el lugar adecuado del frigorífico ya que tiene zonas más frías que otras, para ello, basta con leer las instrucciones del fabricante de tu frigorífico para conocer la temperatura de las distintas zonas.


¿Cómo ahorrar energía en el frigorífico?

Ofrecemos 4 sencillos pasos para reducir el consumo de energía tu frigorífico ya sea de uso doméstico o profesional:

  • Coloca el frigorífico en un lugar seco y fresco.
  • Se recomienda no dejar el frigorífico en un lugar caluroso ya que perjudica y aumenta el consumo excesivo de energía.
  • Descongela el frigorífico regularmente.
  • Deja que los alimentos se enfríen antes de meterlos en el frigorífico.

¿Cómo limpiar y desinfectar un frigorífico?

El frigorífico juega un papel importante en tu cocina, por lo tanto, para ayudarte en su mantenimiento y su buen funcionamiento es necesario limpiarlo una o dos veces al mes.

La limpieza del frigorífico es una verdadera tarea para muchos consumidores y propietarios de restaurantes, pero es un ejercicio obligatorio. La razón principal es que, en tu casa, el frigorífico es un electrodoméstico donde se almacenan todo tipo de alimentos, al mismo tiempo mantiene fresca la comida y evita la proliferación de bacterias.


¿Por qué limpiar el frigorífico?

¿Por qué limpiar el frigorífico?

Hay tres razones principales por las que debe limpiar y desinfectar tu frigorífico de forma adecuada y regular:

  • Salud del consumidor: Si tu frigorífico no se limpia regularmente, muchas bacterias proliferan y aceleran la degradación de los alimentos, como las verduras. La acción del frío evita la proliferación de bacterias que causan salmonelosis, listeriosis y otras enfermedades, por lo tanto, es importante mantener el frigorífico limpio y de esta manera preservar tu salud.
  • El estado de funcionamiento del frigorífico: Es obvio que un electrodoméstico limpio tiene una vida útil más larga. Para evitar el sobrecalentamiento del motor y asegurar un mejor funcionamiento, tu frigorífico debe ser revisado por lo menos una vez al año por un servicio técnico oficial.
  • Reduce el consumo de energía: Por regla general, cuanto más nuevo es el frigorífico, menos energía consume. Cuando compras un frigorífico con etiqueta energética te proporciona información, por ejemplo, entre la clase A ++ y la clase G, el nivel de consumo es de unos 100 kWh/año. Sin embargo, la limpieza regular tiene un efecto positivo, ya que reduce el consumo energético del frigorífico.

¿Cómo se limpia el exterior de un frigorífico?

Los alimentos se almacenan en el interior, pero la limpieza del exterior es igual de importante.

Para limpiar tu frigorífico, puedes empezar por sus juntas: para limpiar la parte exterior, basta con frotar las juntas con una esponja empapada en agua jabonosa para que desaparezca la suciedad que hay. Para fregar una junta de difícil acceso, puedes utilizar un pequeño cepillo de dientes. En cuanto al condensador de la parte trasera de la unidad, debes quitarle el polvo con una aspiradora o un paño de microfibra.


¿Cómo se limpia el interior de un frigorífico?

Para empezar, retira todos los alimentos del frigorífico así como también los estantes y las rejillas que puedes lavarlos fácilmente en el fregadero. Apaga y descongela el frigorífico, con una espátula de madera, se puede eliminar la escarcha o eliminar hielo en sus paredes si lo tuviera. La descongelación del frigorífico mejora su vida útil y optimiza el consumo de energía.

Después de este paso, puedes comenzar la limpieza del interior, para ello, se pueden utilizar diferentes productos que se pueden encontrar en casa. A continuación, te indicamos cuales pueden ser esos productos:

  • Bicarbonato de sodio: Es un producto eficaz para limpiar el interior del frigorífico. La operación se realiza de la siguiente manera, tienes que diluir 3 cucharadas de bicarbonato de sodio en una cantidad proporcional de agua caliente. Luego se limpia y se aclara con un paño de microfibra limpio y seco. Si hay manchas demasiado resistentes, aplica bicarbonato de sodio directamente sobre la esponja y frota para su completa eliminación.
  • Vinagre: El vinagre también es un producto de limpieza muy eficaz para el mantenimiento del frigorífico. El proceso es muy sencillo, en un cuenco, mezcla vinagre blanco y agua caliente. A continuación, empapa una esponja o un paño con esta solución y limpia el interior del frigorífico, no es necesario aclararlo, sólo tienes que secarlo con un paño limpio y seco.
  • Zumo de limón: Aunque no es el consejo más efectivo de los tres, es natural para eliminar los malos olores del frigorífico. Basta con verter el zumo de un limón en una esponja y luego limpiar suavemente su interior.

En resumen, desinfectar el frigorífico de forma regular tiene un doble interés, desde el punto de vista sanitario, garantiza una mejor higiene y con esta tarea también garantizarás una larga vida a tu frigorífico.